La fisioterapia respiratoria supone hasta un 80% del tratamiento de la fibrosis quística, según el CGCFE

La fibrosis quística es una enfermedad degenerativa, crónica y hereditaria, que afecta fundamentalmente a los pulmones y al sistema digestivo y que, hoy en día, no tiene curación. Esta enfermedad, provocada por una alteración en el gen CFTR, produce una disminución del agua, socio y cloro en las secreciones, provocando infecciones e inflamación, que afectan a órganos como el pulmón, el hígado o el páncreas.

Según los datos de la FEFQ (Federación Española de Fibrosis Quística), esta enfermedad afecta a más de 2.500 personas en España, un 53% hombres y un 47% mujeres. Uno de cada 35 habitantes son portadores sanos de la Fibrosis Quística.

El tratamiento de esta enfermedad grave se fundamenta en varios pilares: una nutrición apropiada, la utilización de medicamentos para luchar contra las infecciones respiratorias y realización de terapias físicas como la fisioterapia respiratoria, ejercicios de fortalecimiento de la musculatura del tórax y la práctica de ejercicio físico apropiado, por lo que la intervención de los fisioterapeutas es fundamental para contribuir a una apropiada calidad de vida para los pacientes.

En el Día Nacional de la Fibrosis Quística, el Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España (CGCFE), destaca la importancia de la fisioterapia respiratoria en el tratamiento de esta enfermedad, que debe planificarse para que sea ajustada constantemente, en función del estado y las necesidades del paciente. La FQ es una enfermedad compleja y, en los casos de deterioro pulmonar más grave, puede llegar a ser necesario un trasplante.

La fisioterapia respiratoria llega a suponer un 80% del tratamiento de estos pacientes. El objetivo es mantener las vías respiratorias limpias de secreciones, mejorar la ventilación, reducir las resistencias de las vías aéreas y corregir los problemas de ventilación, entre otros efectos beneficiosos. La terapia debe realizarse de forma individualizada para cada paciente, según la edad y el grado de la enfermedad y es necesario que sea aplicada de forma continuada desde que se produce el diagnóstico y durante toda la vida del paciente, para evitar su empeoramiento.

Las técnicas más utilizadas son las de permeabilidad bronquial, las que utilizan dispositivos técnicos para la eliminación de secreciones, la reeducación respiratoria, ejercicios de entrenamiento muscular y esfuerzo, etc.

Asimismo, además de la fisioterapia respiratoria, la realización de ejercicios adecuados en función del estado del paciente es fundamental para mantener un buen estado físico.

“La fisioterapia debe ser correctamente prescrita y aplicada para que el paciente mantenga su calidad de vida. Es necesario que un fisioterapeuta especializado planifique la terapia y la adapte según la situación de cada paciente”, afirman los responsables del CGCFE.

Relacionados

La Startup española que captó el tráfico de OnlyFans sigue creciendo

Siempre se habla de negocios que surgen de la nada para cubrir nuevas necesidades en…

AleaSoft: La eólica marca las fluctuaciones de los mercados en medio de los precios altos del CO2 y el gas

Producción solar fotovoltaica y termosolar y producción eólicaDurante la semana del 10 al 16 de…

SFC-SQM Madrid celebra su 10º aniversario con el premio “Solidarios”

En el año 2010, ocho personas aquejadas de unos síndromes que las inhabilitaban prácticamente para…

Final de la Herbalife Nutrition Teqball Cup: ¿Qué jugadoras del Atlético de Madrid Femenino se llevarán la victoria?

Tras dos semifinales de infarto, Amanda Sampedro y Turid Knaak, por un lado, y Leicy…

2ª edición Alianza #CEOPorLaDiversidad, reúne a 70 compañías para frenar la pobreza y exclusión en España

La alianza #CEOPorLaDiversidad ha iniciado su segundo año de andadura con un total de 70…

Jaime Sánchez Saralegui, nuevo Principal en la Práctica Técnica en Badenoch + Clark España

Jaime Sánchez Saralegui ha sido nombrado Principal en la Práctica Técnica en Badenoch + Clark,…